La adicción a Internet tiene tratamiento

adiccion-internet

Me crucé hace poco con esta noticia y no podía dejarla pasar. Primero debo contarles que me considero un adicto a Internet desde ya unos años y este dato me cae como anillo al dedo no solamente a mí, sino a todos aquellos que no pueden dejar de estar frente a la PC y conectados a la red de redes.

En Estados Unidos han desarrollado un tratamiento contra este “mal” que comúnmente denominamos adicción a Internet. Más precisamente, el encargado es el Heavensfield Retreat Center y su programa se denomina reSTART. Ingeniosos, ¿no?

Este programa de rehabilitación supone un total de 45 días de tratamiento debido al Desorden de Adicción a Internet (o Internet Addiction Disorder) y un precio que asciende hasta los 14,500 dólares.

Según distintos estudios, el seguimiento de esta patología comenzó por el año 2000, cuando se publicó un estudio que ubicaba a los adictos a Internet entre el 5 y el 10 % del total de personas que navegan a diario. Por otro lado, la Universidad de Michigan lanzaba otras estadísticas, demostrando que el 20 %  de los estudiantes tenía este tipo de problemas.

Luego de este pantallazo les cuento en breves puntos qué es lo que nos trae esta disciplina que se plantea desde el centro de tratamientos contra la adicción a Internet, y el por qué de tal precio:

  • Asesoramiento profesional con personal capacitado
  • Terapia de grupo
  • Reuniones de 12 pasos
  • Actividades recreativas
  • Grandes aventuras (?)
  • Excursiones, programas de salud y fitness
  • Servicio voluntario

Claro que todo esto, como pasa con los productos para “bajar de peso”, viene acompañado con muchas otras cosas: evaluaciones psiquiátricas, tratamiento médico, tutoría escolar u orientación profesional, depende del caso.

Más allá de que el tema en el fondo es serio, no puedo evitar ponerme algo chistoso. Creo que nadie en su sano juicio pagaría tanta plata por “solucionar” su problema con Internet.

Supongo que muchos de los “enfermos” que asisten al centro se curarán con sólo mirar la factura de lo que les costará su pequeño capricho virtual jeje.

Fuente

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *